16 julio, 2017

Los mejores en el páramo de hace 25 años

Estos días hace 25 años de aquellas 2 semanas inolvidables y mágicas que vivimos los que aún lo recordamos, mayores de 30 todos, millenials algunos, nosotros, incluso centenarios otros, nuestros abuelos.  España fue el centro del mundo durante ese año, y más si cabe durante los JJOO de Barcelona, donde España se mostró al mundo capaz de eso y de más, y donde además nuestros deportistas fueron partícipes de un gran cambio de mentalidad que dura hasta nuestros días.

Hoy puede sonar a chino, a arcaico, a batallitas del abuelo, incluso a imposible, pero cuando comenzó 1992, hace 25 años, España no había sido jamás campeona del mundo u olímpica más allá del hockey, ningún deportista español había ganado más de un Tour de Francia, ni habíamos ganado el mundial de Fórmula 1 o el de MotoGP (500cc. por entonces). Por supuesto, la última Copa de Europa la había ganado el Real Madrid hacía 26 años, y para encontrar una mujer española campeona del mundo en algo había que escarbar casi hasta el centro de la Tierra... sí, nuestro deporte era un páramo hace 25 años, y entonces no hizo más que despegar.  Como muestra, las irrisorias 4 medallas que ganó España en los Juegos de Seúl en 1988. Y como botón casi exagerado, la comparación entre las 22 medallas que España había ganado en las 23 ediciones de los Juegos Olímpicos previas a esos juegos de Seúl, y las mismas 22 que consiguió sólo en Barcelona. Algo, sin duda, cambió en la montaña mágica de Montjuich...

Como curiosidad, y un poco a ojo, me gustaría hacer un pequeño juego parecido al de los Pronósticos deportivos de 1992 que hice hace semanas, y a imagen y semejanza de las listas de los 100 mejores deportistas masculinos españoles de la historia y las 60 mejores deportistas femeninas españolas de la historia. 



Ahora los logros de todos son impresionantes, pero... ¿cuáles habría elegido a comienzos de 1992 como los mejores deportistas chicos y chicas españoles de la historia?  Hagamos esa práctica de documentación-ficción.

Los mejores 25 deportistas masculinos españoles de la historia hasta 1992:

1- Severiano Ballesteros (golf)

Considerado uno de los 10 mejores de la historia (y el mejor no EEUU). Fue número 1 del mundo 4 años (83, 84, 85 y 88), y ganó 5 majors y 5 Ryder Cups.

2- Ángel Nieto (motociclismo)

13 veces campeón del mundo en categorías menores (50 cc. y 125 cc.). No se sabe lo que hubiera pasado si lo hubiese intentado en las más grandes. Por esta época era el segundo piloto con más grandes premios ganados (90), y títulos mundiales. Además fue 4 veces subcampeón del mundo.

3- Paco Fernández Ochoa (esquí)

Oro olímpico en slalom en 1972. 'Paquito' fue el tercer oro olímpico español de la historia y hasta la fecha el único en JJOO de invierno. Además ganó una prueba de la Copa del Mundo y fue bronce mundialista una vez.

4- Juan Antonio San Epifanio "Epi" (baloncesto)

1 Plata olímpica (1984). Elegido mejor jugador europeo de los 80 (L'Equipe). Por aquel entonces Epi estaba considerado el mejor jugador español de la historia.

5- José Luis Doreste (vela)

Oro Olímpico en 1988 (en Finn [sólo]), y 2 veces Campeón del Mundo (en Star [dúo] y Finn).

6- Manolo Santana (tenis)

Ganador de 4 torneos del Grand Slam, 2 veces finalista de la Copa Davis y victoria en la exhibición olímpica del tenis en 1968. Sus triunfos los consiguió antes de la Era Open, por lo que no competía con los mejores del mundo (caso similar al de Ángel Nieto), pero fue una auténtica superestrella en España.

7- Herminio Menéndez (piragüismo)

3 medallas olímpicas en 3 JJOO (2 platas K-4 1000 y K-2 500; 1 bronce en K-2 1000). Además fue 1 vez campeón mundial (1976 en K-4 1000) y 7 medallas más.

 8- Joaquín Blume (gimnasia artística)

Ganó 5 Oros en el Campeonato de Europa de 1957 (incluido el concurso completo), en un campeonato que era casi como un Mundial. Favorito para medallas en los JJOO de 1960 murió en accidente en 1959

9- Manuel Estiarte (waterpolo)

Nombrado 6 años seguidos mejor jugador del mundo (1986-91)

10- Guillermo Timoner (ciclismo en pista)
 
6 veces Campeón del Mundo de medio fondo tras moto (55, 59, 60, 62, 64 y 65), y 2 veces segundo.

11- Luis Suárez (fútbol)

1 vez Mejor jugador del mundo (1960) y otras 3 veces entre los 3 primeros.  Ganador de 1 Eurocopa (1964) y de otros 13 títulos

12- Ruy López de Segura (ajedrez)

Número 1 del mundo de ajedrez, en el siglo XVI.

13- Perico Delgado (ciclismo en ruta)

Ganador de 1 Tour de Francia y 2 Vueltas a España. Por su mala cabeza o su mala suerte perdió al menos 2 Tours más que debió haber ganado.

14- Luis Doreste y Roberto Molina (vela)

Oro olímpico en 470 dúo 1984. Además Luis ganó un Mundial en 1985 en categoría Flying Dutchman

15- Jordi Tarrés (trial)

4 veces campeón del mundo

16- Carlos Sainz (rallies)

Campeón del mundo de rallies en 1990
 
17- Eladio Vallduví (tiro olímpico)

2 veces Campeón del Mundo de tiro en foso olímpico (78 y 82), y participante en 5 JJOO.

18- Luis Álvarez Cervera (equitación)

Participó en 6 JJOO y consiguió 9 diplomas olímpicos.

19- José Manuel Egea (kárate)

2 veces Campeón del Mundo (88, 90) y 6 veces campeón de Europa

20- Martín López Zubero (natación)

Oro mundial en 200 espalda en 1991

21- Paco Gento (fútbol)

Ganador de la Eurocopa (1964) y muchos títulos con su club. Único español elegido entre los 50 mejores jugadores del siglo XX.

22- Francisco Villota y José de Amézola (pelota vasca)

Ganaron el Oro Olímpico en 1900, en cesta punta. Hasta 1998 no se les consideró ganadores de medalla olímpica, tras una investigación. Finalmente se les atribuyó la medalla, por lo que son los primeros medallistas olímpicos españoles de la historia.

23- Santiago Amat (vela)

Bronce Olímpico en 1932, en clase Snowbird [sólo]. Fue el primer medallista individual español de la historia.

24- José Navarro Morenés (hípica)

2 Medallas Olímpicas (Oro por equipos en 1928 y Plata en 1948). También fue Campeón del Mundo en salto de longitud a caballo.

25- Federico Martín Bahamontes (ciclismo)

Primer ganador español del Tour de Francia (1959), y vencedor del Gran Premio de la Montaña en las 3 vueltas grandes.


Las mejores 10 deportistas femeninas españolas de la historia hasta 1992:

1- Carmen Valero (atletismo)

Ganó dos Campeonatos del Mundo de campo a través (1976 y 77), y primera atleta española en participar en unos JJOO.

2- Pepita Cuevas (patinaje de velocidad)

4 veces Campeona del Mundo entre 1967 y 1968

3- Coral Bistuer (taekwondo)

2 veces Campeona del Mundo en -65 kg. (1985 y 1987), y 4 de Europa. Además ganó el Bronce en Seúl como deporte de exhibición.

4- Miriam Blasco (judo)

Campeona del mundo en 1991

5- Arantxa Sánchez Vicario (tenis)

Campeona de Roland Garros 1989

6- Blanca Fernández Ochoa (esquí alpino)

Ganadora de 4 pruebas de la copa del mundo

7- Theresa Zabell (vela)

Mundial en 1985 en clase Europa y Europeo 1991 en 470

8- Lilí Álvarez (tenis)

3 veces finalista de Wimbledon en los años 20. Ganadora de Roland Garros en dobles. Gran pionera del deporte español.

9- Débora Alonso, Lorea Elso, Teresa Fuster, Isabel Gómez, Montserrat Martí y Gemma Royo (gimnasia rítmica)

Campeonas del Mundo de Concurso Completo en 1991.

10- Mari Cruz Díaz (atletismo)

Oro Europeo en 1986 en 10km. marcha


Como comentario final, es impresionante sobre todo el avance de las mujeres en nuestro deporte, eso sí que era un páramo antes de 1992...


11 julio, 2017

La verdugo del siglo XXI

Conduce pausadamente en su buga dejando atrás un reguero de destrucción, tarareando canciones de rockeros pasados de moda, galopando y cortando el viento melena al aire, mientras el horror fue sembrado con un simple giro de muñeca.

Ella, la verdugo del siglo XXI ha liquidado hoy otros 5 contratos más. Es un trabajo rutinario, sí, todos los días da de baja en su gran empresa por lo menos a 3-4 trabajadores. Normalmente son despidos por no haber cumplido objetivos, aunque en muchos casos son contratos temporales y por obra y servicio que vencen.

Trabajo rutinario el de verdugo del siglo XXI, firmando la sentencia de muerte de otra vida laboral. La semana pasada cayeron hasta 6 padres de familia que eran los únicos que trabajaban de su hogar, e incluso esta semana dos embarazadas que acababan contrato (y da muy mala imagen despedirlas, aunque no es el caso), contratos finiquitados a lo bestia aprovechando una ley injusta que maltrata al trabajador y permite a las empresas tratarlos como a simples estadísticas.

Ella recibe la información, analiza, busca, imprime, sella y marca en un Excel, así, de un plumazo cierra una historia, a veces de 1 mes, a veces de 1 año, a veces de media vida trabajando en la empresa, como si nada, sin remordimientos, la verdugo del siglo XXI...



Debe ser y es un trabajo estresante, pues tienes en tu mano las esperanzas de mucha gente, y nunca es para bien. Uno ha de endurecerse creando cierta capa de callo para aguantar semejante tensión, el estrés de sentirse a la vez poderoso y temido, y a la misma vez odiado y puede que hasta tenido en compasión. No es más que un trabajo, pero muchos renunciarían a él ante la presión que ello supone. No, nadie ha tomado represalias contra ella, pero la sola sonrisa al cruzarse a sus compañeros puede hacerles pensar un "qué cínica".

Ella, la verdugo del siglo XXI, toma datos, analiza, recibe la decisión final, imprime, sella, ejecuta, notifica... ella, jugando con nombres desconocidos y DNI que no dicen nada, a veces de gente cuya cara ha visto alguna vez quizá en un reclutamiento, o que simplemente le suenan. Ella no entiende de barcos, de historias, de sentimientos, sólo ejecuta y ejecuta órdenes... Así, día tras día, mientras otro compañero es el encargado de dar las altas, buenas noticias, nuevos sueños e ilusiones, a la vez que la verdugo va segando vidas laborales, encargada de las bajas, las malas noticias, las pesadillas y las desilusiones.

Así, día tras día dando malas noticias, hasta que un buen día le llega la notificación que nunca esperaría: esta vez era su propio compañero, el de las altas... y ella, cómo no, como siempre, apunta, sella y ejecuta... adiós compañero, que te vaya bien, y mientras ella, hierática e incorruptible, sin sentimiento a la vista, va poco a poco dando los pasos, contando los días, meses, años para ese momento final en que ella misma, la verdugo del siglo XXI tenga que sellar su propio despido, su finiquito, y de igual manera, con el gesto frío y distante de la realidad, recibirá la notiricación, buscará su expediente, lo imprimirá, lo sellará y lo marcará en la hoja de Excel, dejando que algún nuevo becario la archive, que para eso ya no está una... y esa tarde abandonará la empresa, casi sin hablar, con la frente alta y la conciencia completamente limpia, dando su último servicio siendo ella misma el último expediente, como verdugo de sí misma, qué ironía...

06 julio, 2017

Posteando, que no es poco

Años atrás solía escribir al llegar de la facultad, muchas veces antes de cenar y otras una vez cenaba, ya en mi habitación del piso de estudiantes.

Otras veces lo hacía en Porcuna, sobre todo en vacaciones o los fines de semana, primero en un viejo ordenador y después en uno más moderno que regalé a mi madre con uno de esos primeros sueldos que hacen ilusión gastar en eso, y que aún permanece en su lugar.

Ahora lo hago desde otro lugar, sin mucho tiempo, en huecos que voy teniendo, a veces cada 3 semanas, escribiendo durante un par de horas 3 post seguidos para tener que publicar, así es el no tener demasiado tiempo para estas cosas, y eso influye como ya he dicho en otras ocasiones en la inspiración: si no tenemos tiempo para pensar, para tener la mente en blanco mirando al horizonte y para aburrirnos, difícilmente estimularemos nuestra imaginación y difícilmente fluirá líquida hacia el infinito creador, y así es bastante complicado pergeñar algo que realmente merezca la pena, pero ahí sigo, por supuesto.



Hoy son las 8 y cuarto y creo que puedo disponer de un cuarto de hora para escribir, sin musa ni nada, aporreando teclas sin ardor inspirador, como autómata que no decide por sí mismo qué decir. No sé qué tendría que decir, qué interesaría que dijera o qué cosa incluso debería callarme. Y así me presento desnudo ante el público del mar, en una botella sin etiqueta que muestra su interior pudorosa y avergonzada inevitablemente.

Recuerdo ahora que cuando no tenía blog también escribía tiernamente en mis 12 ó 13, aporreando un viejo teclado en WordPerfect, cosa que los niños de ahora verían antediluviano; escribiendo tonterías consentidas y sin sentido que unas y otras creaban todo un mundo interior con el que defenderse de un hostil mundo exterior. No sé si esta bitácora no será lo mismo, una defensa frente al mundo exterior que a todos nos agobia y agota, y a mí por supuesto también, y por eso ahora que la angustia o la ansiedad me puedan querer tirar al suelo, escribo premeditadamente, para aliviar tensiones, para soltar lastre, para desanclar pulsiones, para librar ataduras. Y así, despacito se me van los 15 minutos que tenía, pergeñando otro atentado público en la red, mientras una pesada mosca revolotea por toda la habitación posándose de vez en cuando en mi tronco desnudo (verano que es), azotado por el viento de un ventilador bestial que no es capaz de emitir suave brisa, será cosa de los "chinos".

Y mientras pasa el tiempo y aporreo, pienso en cómo sería si tuviera horas libres de sobra para soñar, para inspirarme e imaginar, para divagar y soltar todo eso plasmado en quién sabe qué, quizá en escritura, cómo no, pero quizá en miles de artes si tuviera ese gen activo, el del artista multidisciplinar. Pero yo no tengo lienzo ni arcilla, no cuento con partitura o cámara de vídeo (quizá en el móvil...), sólo tengo un teclado y una conexión a internet, ¿qué puedo hacer si no...? Y se me va el tiempo, se me agota, llega la hora casi de cenar, y qué sería de mí si tuviera ahora que bañar a mi bebé, entonces el blog desaparecería o acabaría siendo uno de esos blogs de artículos breves para no morir, para superar su propia supervivencia, pero siempre vivo, como no, pese a estar encofrado y enclaustrado entre segundos y minutos que lo tienen aprisionado, que no lo dejan fluir ni expresarse a gusto, que sólo le permiten bocados de libertad, de una expresión justa y mínima para cubrir el expediente. Así es, así me encuentro, y mientras tanto veo que me acerco a mi entrada 1000, que no será este año ni el siguiente, pero que sin duda llegará, pese a que sin duda la vida nos condiciona a todos.



A mí, ahora, no me deja más que despedirme hasta la siguiente, en este cálido verano de 2017 que a todos nos adormece. Ojo, esto no es un chungui-post ni nada, las imágenes lo hacen parecer lo que no es, ¡benditas imágenes y su capacidad de evocar y hacernos sentir cosas! Quizá un día de estos vuelva a escribir un relato breve, quizá breves palabras, hasta la siguiente...

02 julio, 2017

Todos tenemos derecho a ganar

Ahhh, la victoria, el placer de ser el mejor, de aplastar al rival, de ser condecorado, de notar descansando los laureles sobre tus sienes, de estar en lo más alto, en la cúspide, la alegría de ser loado y vitoreado, de ser aclamado y aplaudido, la satisfacción de ver los frutos de tanto o de ningún trabajo, la sonrisa del que lo tiene todo, del que ha vencido, del que ha triunfado, del que ha ganado, contrastando siempre con la media sonrisa de los otros medallistas, con el llanto quizá de los últimos.

Todo el mundo debería alguna vez poder ganar algo, reivindico desde aquí el derecho que todos tenemos a ganar, a sentirnos por una vez triunfantes.

Sí, es cierto que la competición debe siempre ser justa, y debe ganar el mejor, y a veces el mejor siempre es el mismo, y por tanto, sea él el ganador eterno, pero para muchos otros han de existir competiciones, pequeñas y medianas si es preciso, si es precioso, en las que poder ejercer su derecho.

Posiblemente no haya mucha gente que jamás haya ganado nada, los habrá que ganan poco, que siempre tienen mala suerte, que no tienen condiciones para vencer en nada, pero aun así, alguna vez ganarán. ¿Y vosotros, habéis ganado alguna vez algo?



A decir verdad, yo he ganado también varias veces, quizá no a nivel mundial (aunque probablemente sea de los mejores del mundo en algo que no sé, ya que estoy seguro que todos nosotros lo somos en algo, quizá no los mejores, porque la estadística de 7 mil millones de almas es demasiado cruel, pero sin duda en cabeza), quizá incluso siempre he solido ganar mucho más que perder, y eso malacostumbra rematadamente, hasta hacerte pensar que una derrota es el fin del mundo. Quizá debería acostumbrarme a retar a los de mayor nivel, quizá todos deberíamos hacerlo, porque es la forma de mejorar, de evolucionar, cuando ya ganamos siempre a los semejantes, pero... ¿y qué pasa con el placer de seguir haciéndolo?

¿Es que no es maravilloso ser cabeza de ratón antes que cola de León? Quién sabe... podría serlo, pero también hay un increíble placer en el perder por menos diferencia de la que esperas, en el juego imposible, en la competición sin posibilidades reales, en la desigual lucha con resultado de antemano escrito. Sin duda, uno siente más placer perdiendo 260 a 2 contra el Dream Team que barriendo por 100 a 50 a un equipo de gente que apenas era el primer día que jugaba...

Por ejemplo ahora recuerdo que en junio gané una partida de Ciudadelas, y días antes 3 partidas de brisca y un partido de dobles de tenis, aparte de otro individual, no, no me fue mal el mes de junio, aunque sí perdí una apuesta sobre quién ganaría la Liga ACB realizada a primeros de año, eso sí, acerté el Roland Garros para Nadal.

Años antes recuerdo haber ganado algún premio literario infantil, el campeonato de fútbol de las colonias a las que asistí, un torneo de ajedrez jugado entre amigos en el instituto o una competición entre principiantes al tenis. Con eso me conformaría, con eso me conformo, pero sí, reivindico desde aquí el derecho de tantos a ganar.

Reivindico el derecho de tantos niños que siempre parecen quedar los últimos, el derecho a ganar a los abusones jugando a la Oca, sacando un 10 en un examen, teniendo la cartera más bonita del nuevo curso, teniendo la madre más guapa, el nombre más largo o la merienda más apetecible, el derecho a ganar una estampica en un sorteo, a conseguir el trabajo soñado por todos, tener el padre más longevo o los hijos más altos. Reivindico vuestro derecho a ganar, vuestro derecho a llegar más alto que lo que nunca habríais pensado, porque todos estáis hechos para vencer y os lo merecéis, lo que pasa que quizá todos tenemos desvirtuada la idea de una competición: una competición no son los 100 metros lisos, ni el concurso de triples, ni la petanca ni el badminton ni el Acuatlón. La verdadera competición es la vida, y en esa todos sois ganadores, y siempre habrá un día en el que os alcéis triunfantes, porque todos tenemos derecho a ganar.

28 junio, 2017

Pronósticos deportivos, hace 25 años

Hace ya 6 años que en uno de mis anteriores blogs publicaba un artículo en el que realizaba una serie de pronósticos deportivos para el año 2017, a imagen y semejanza de otros realizados por Juanma Iturriaga en su columna de ElPaís, llamada "El Palomero" por entonces, y que en su momento dejó de continuar. Como curiosidad, de toda su comunidad de comentaristas fui el que más aciertos tuvo (empatado con otros), y eso me animó a publicarlo en aquel blog, ya que por acertar más de la mitad, quedaba fuera del primer nivel, cuyo resultado significaba un "No lo haré más" ,así que repetiría...

Desde entonces realicé algo similar a principios de año con mi hermano y mis sobrinos, tradición que este año hemos vuelto a repetir, y que normalmente nos ha hecho pasar buenos momentos, y en algunos casos bochornosos errores, pero también clamorosos aciertos.

Obviamente nadie podría acertar que Portugal ganaría la Eurocopa, que Nadal no ganaría un Roland Garrós o que el Leicester ganaría la Liga Inglesa, pero más o menos siempre hemos rondado el 40-50% de acierto, que ya está bastante bien.



Hoy, como curiosidad, se me ha ocurrido pensar qué habría sido de nuestros pronósticos deportivos de haberlos hecho hace 25 años, curiosamente por entonces año olímpico, y ni más ni menos eso es lo que a continuación vais a ver.  Es curioso por ejemplo ver que años después hemos tenido deportistas españoles con opciones en casi todos los casos, antes copados por extranjeros. En negrita el pronóstico, y en rojo el resultado real si es que fallé.

1. Liga ACB.  Joventut.
2. Copa del Rey Baloncesto.  Barcelona. Estudiantes
3. Euroliga baloncesto. Barcelona. Partizán
4. NBA. Chicago Bulls.
5. MVP. Michael Jordan.
6. Liga fútbol. Barcelona.
7. Copa. Barcelona. At. Madrid
8. Champions. Barcelona.
9. Pichichi. StoichkovManolo
10. Open Australia Tenis. Edberg. Courier
11. Roland Garros. Courier.
12. Wimbledon. Becker. Agassi
13. Open Usa. Edberg.
14. Formula 1. Ayrton Senna. Mansell
15. JJOO Baloncesto España. Bronce. 1ª Fase.
16. Menor diferencia partido Dream Team (+-5). 25. 32 en la final a Croacia
17. JJOO Medallas totales España (+-3). 14. 22
18. JJOO ¿Oro en deporte equipo?.  . (Fútbol, Hockey femenino)
19. JJOO Invierno - Medallas España (+-1). 0. 1
20. Eurocopa de Fútbol.  Holanda. Dinamarca
21. Tour de Francia.  Induráin.
22. Número 1 ajedrez. Kasparov.
23.Número 1 del tenis. Edberg. Courier
24.Número 1 del golf. Greg Norman. Faldo
25.Liga de balonmano. Barcelona.
26.Copa de Europa de balonmano. Barcelona. Zagreb
27.Suben a primera división en fútbol (acertar 2). Celta, Betis, Rayo. (Rayo y Celta)
28.Campeón de 500cc. Wayne Rainey.
29.Descenso en primera (acertar 2). Cádiz, Deportivo, Mallorca. Valladolid, Mallorca
30.Descenso ACB (acertar 2). Lliria, Collado Villaba, GranadaGranada y Gran Canaria



Al final serían un total de 14 aciertos, que está bastante bien aunque no llegue a la mitad (y sí, he jugado un solitario conmigo mismo y he perdido, eso parece...)

Me parece curioso sobre todo que en baloncesto ganase un equipo no habitual como Joventut (igual que este año con Valencia), igual que ha pasado con las Euroligas tanto de baloncesto como de balonmano (este año Fenerbahce y Vardar), además del sorpresón de los sorpresones con la Eurocopa que ganó Dinamarca, que no estaba ni clasificada...

Hoy en día sorprende ver también los equipos que bajaron de primera a segunda, que el año que viene estarán en 3 categorías diferentes, o los 3 equipos que bajaron en ACB, que ahora o no existen o están por debajo de la segunda división. Aparte, un habitual en nuestros pronósticos actuales, el torneo de balonmano por selecciones, aún no existía (el siguiente Europeo en 1994 fue el primero).

En fin, como curiosidad valga...  aunque como pitoniso valga muy poco al no haber conseguido acertar siquiera las competiciones una vez han terminado (bueno, y en muchos casos con sus ganadores siendo incluso abuelos ya...).

24 junio, 2017

Elige es con ge, incluso cuando vas volando

El de hoy lo recogimos en Almuñécar, en un Voy Volando que hace unas pizzas alucinantes y cuyos dueños son muy amables, la verdad (no está reñido el coleccionar un 'elige' con alabar a la empresa).  Fue el día de la duodécima Copa de Europa del Madrid, mientras un golpe de locos pasaba pitando, celebrando como locos sin sentido algo que les es tan lejano, sin acordarse tampoco de los méritos contraídos y la suerte arbitral ante el Bayern (aprovecho, alguien tenía que decirlo)...

En fin, para muestra el botón:




Y como siempre, volando voy, volando vengo, pero por el camino elige, siempre con ge.

21 junio, 2017

¡He vuelto! (2)

Como ya hice años atrás, nuevamente objetivo cumplido: 20 días sin mirar la bitácora ni las estadísticas (bueno, eso hace años que no lo hago). Esta vez ha sido más fácil, pues casi que me ha venido de perlas, porque no tengo tiempo literalmente para postear, así que el lujo que me daba de tomar minutos, a veces segundos para hacerlo, esta vez me ha servido para tener algo menos de estrés.

¿Mono?, para nada, y lo cierto es que sí que me he acordado de que la tenía, y posiblemente hubiera publicado también un par de posts (me servirán las ideas para ir avanzando durante el verano, que ha llegado justo hoy, aunque llevaba semanas con su insoportable calor).

En fin, he sido breve, que si breve, 2 veces bueno. Un poco de trampa esta vez, pero objetivo cumplido, y a retomar, ¡¡que son dos días!!

01 junio, 2017

20 días sin entrar a la bitácora (y 2, 10 años después)

Tener ya más de una década online me permite estas pequeñas licencias, como la de revisar qué escribí o qué hice ya hace 10 años. Fue por junio de 2007, época en la que éramos otras personas, muy diferentes pero en esencia las mismas, cuando planteé la idea de realizar un curioso experimento para demostrar que podría vivir sin el blog, para ver si era adicto o no...

Sí, adicciones no son comer, ducharse o dormir como planteaba por entonces, y sí podrían serlo mirar las noticias en internet, revisar el correo electrónico, usar el móvil (vale, las 3 en una con nuestro smartphone obviamente), y para los obsesionados con sus bitácoras, por supuesto: mirar o actualizar tu bitácora.

Así, durante los primeros 20 días de junio no volví a entrar a la bitácora, ni a mirar las estadísticas, ni a comentar, ni mucho menos...

Hace 10 años que hice el experimento, y aunque es seguro que esta vez me costará menos (por aquella época estaba en la cresta de la ola, tanto el movimiento bitacoril como el grupo de bitácoras en el que me movía, como mi creatividad para soltar muchas cosas que ya quedaron soltadas en botellas al mar), a partir de ahora queda de nuevo planteado el reto... Quién sabe si dentro de 10 años repetiremos.

Lo dicho, a todos como os decía entonces: ¡Volveré, besitos! :P (ya, ya sé que está mal sacarle la lengua a la gente, :P, ¡ooh, lo he vuelto a hacer!)

27 mayo, 2017

El Teletexto, aún imbatible para algunas cosas

Denostado y ridiculizado, tomado por un vestigio del pasado, un anacronismo vetusto y obsoleto que casi sorprende por su propia existencia, el Teletexto sigue, 30 años después de su nacimiento en España más vivo que nunca...

Sus inicios en nuestro país fueron en 1988, llamándose por entonces "Telecinco", sin saberse aún que luego habría aquí una cadena con ese nombre, siendo un sistema revolucionario que nos acercaba -salvando las distancias- a lo que luego sería internet, pues nos permitía de un vistazo y "online" conocer las noticias, el horóscopo, los resultados deportivos, la programación de televisión, el tiempo, los resultados de los sorteos o las cotizaciones de la bolsa sin necesidad de esperar a ver el telediario, leer el Semana, el Marca, el Teleprograma, la previsión de Maldonado, el telecupón o las páginas de economía.

Aquí tenéis uno de los primeros anuncios del sistema, cuando aún no estaba activo siquiera durante todo el día:



Lo mismo que ahora lo son el FullHD, el 3D o el SmartTV, y antes el TDT, el plasma o la pantalla plana, el Teletexto TVE (también las otras cadenas en España lo tienen) fue por entonces el gran reclamo de las nuevas televisiones que todo el mundo quería comprar. Así llegaron también nuevos mandos a distancia más grandes y con muchos más botones, el de encender y quitar el teletexto, el de ponerlo más grande, el de parar las páginas rodantes (páginas que tenían varias en una, que iban cambiando) o el de poner transparente el teletexto para seguir viendo el programa de televisión, aparte de varias teclas de colores e incluso una tecla de revelado (una interrogación) para poder ver las soluciones de las páginas de pasatiempos. Todo acercándonos, como decía, a lo que luego sería internet.

Recuerdo las primeras veces que entré en el Teletexto TVE, asombrado y maravillado por toda esa información que allí se daba, por las noticias deportivas, los resultados, los pasatiempos, el tiempo, los monográficos o la programación de TV, y así, poco a poco fueron pasando los años hasta hoy. Realmente no cambió mucho, aunque con la llegada de nuevos y mejores aparatos de televisión, desde finales de los 90 no había que esperar a que el teletexto diese toda la vuelta a la ruleta de páginas para ver una, sino que aparecía directamente por estar en la memoria, lo que hizo que el tiempo en ver una página se redujese bastante.

Recuerdo también cómo antes la página de noticias deportivas era la 165 (no recuerdo hasta cuándo fue así), cómo durante muchos años existió la página 199 de noticias Urgentes (normalmente atentados de la ETA o muertes de famosos) y cómo podías poner también el teletexto en una grabación en vídeo, de forma que el teletexto que veías era del día en que hiciste la grabación (era muy curioso).

Como curiosidad, estaba el servicio de búsqueda de apellidos en varios repertorios y archivos, que existió hasta hace unos años, y al que en 2004 envié el apellido Glamon de la abuela de mi tatarabuela para que buscasen su origen, aunque como veis en la imagen, no encontraron nada. También estaba el de las efemérides que existió hasta hace pocos años hasta la jubilación de su autor Joaquín Valverde.




También hay que recordar que tanto Canal Sur, Antena 3 o Telecinco hicieron su propio teletexto, que en muchos casos mejoraba aspectos del de TVE, aunque se llenaba de publicidad absurda, de números 906 y demás (sobre todo los de las dos privadas). No obstante, por ejemplo el de Canal Sur nos da los resultados de la Primera División Andaluza de fútbol (la que está por debajo de la Tercera División), donde por ejemplo podemos encontrar al Atlético Porcuna.

Es cierto que con la llegada y popularización de internet, muchos fuimos adaptando nuestro modo de informarnos, por lo que el teletexto empezó a ser menos utilizado entre la población que asumió el nuevo medio web para informarse y en general como medio de vida. Así, el Teletexto poco a poco fue quedando arrinconado por muchos, e incluso las nuevas generaciones nacidas a finales de los 90 y posteriores, dejaron de verle sentido ante los estímulos de la nueva red, por lo que poco a poco empezó a ser minusvalorado, y de hecho por ejemplo en países como Reino Unido, dejó de emitirse en la BBC hace ya 5 años, siendo sustituido por otros servicios interactivos, por lo que es obvio que su fin se acercaría, aunque de momento en España, nadie se ha planteado quitarlo.

Hoy en día, y desde ya una década es motivo continuo de mofa en las redes sociales o los foros, que sin darse cuenta de su verdadera utilidad lo critican como algo viejo y sin sentido para ellos. De hecho cuando pregunto a la gente por el teletexto siempre recibo la respuesta: ¿pero eso existe todavía? Ahh, y yo me río para adentro pensando: "ilusos que no aprovechan sus recursos, creen que internet es todo y no se dan cuenta de que para algunas cosas como el Teletexto no hay nada..."

Para mí, sí les diría que si se sigue utilizando es, primero porque muchos mayores de 45 años no han adaptado aún sus costumbres a tener un móvil pegado a la mano las 24 horas, y segundo porque muchos de ellos aún no han implantado del todo internet en sus vidas, por lo que el Teletexto seguiría completamente vigente para ellos.



Aparte está la cantinela de: "con internet el Teletexto no tiene sentido", aunque realmente no se dan cuenta de que en determinadas situaciones, el Teletexto es mucho más rápido y efectivo que internet. Al final nos promete información sencilla, rápida y sin distracciones, y eso en internet, chicos de hoy en día: es imposible...Varios ejemplos:

-Estoy en mi casa viendo la tele y de pronto quiero saber cómo van los partidos de fútbol. Pulso el botón de Teletexto y escribo "202" (si no te lo sabes tardas más, pero se aprende), y de pronto ya tengo todos los resultados, en aproximadamente 3 segundos.  Si quisiera hacer esto con el móvil tendría que cogerlo, desbloquear la pantalla, entrar en internet, entrar en el icono de Marca y luego buscar el menú para ir a Resultados... como mínimo 10 segundos... Gana el Teletexto.

-Misma situación en caso de querer conocer las noticias del día. Con el teletexto tardo 3 segundos en marcar la 102, 120 ó 135, mientras que con el móvil tendría primero que decidir qué periódico quiero y luego ir bajando por su pantalla principal buscando esas noticias, buceando entre virales sin sentido y publicidad, tardando medio minuto en tener los mismos titulares que en el Teletexto, como digo de forma más complicada y con más distracciones, siempre que no nos aparezca algún pop-up molesto de publicidad que bloquee el móvil, que entonces la cosa se complica.

-Igual para saber qué número salió el viernes pasado en la Once. Con el teletexto marco la 471 y en 3 segundos tengo de nuevo los resultados. Con el móvil hay que entrar a la página de la ONCE, elegir el tipo de sorteo, luego el día y en menos de 10 segundos no lo tendríamos...

-Incluso para poner los subtítulos para sordos, que aunque muchas televisiones ya llevan incorporado un botón para ponerlos, a veces no son exactamente los mismos, ni vienen coloreados por personajes como los del teletexto. De hecho, en muchas televisiones hay que entrar a un menú, ir hasta la opción de subtítulos y activarlos. Mientras, en el teletexto basta con dar al botón de teletexto, pulsar 888 y directamente aparecen... nuevamente más rápidos.


Así con muchas cosas, que hacen que todavía algunos 'Millenials' usemos el Teletexto pese a que otros lo defenestrarían, sin darse cuenta de que ellos, reyes de la inmediatez, son los que al final pierden más tiempo para estos cotidianos bocados de información que muchos queremos.

¿Qué páginas sigo usando yo?  Pues diría que básicamente las 102, 120 y 135 para noticias rápidas, y varias de las deportivas para saber de un clic resultados o clasificaciones. Aparte de ellas, raramente lo uso, cierto es, salvo algún sorteo de Lotería Nacional o la ONCE, ya que por ejemplo El Tiempo es bastante farragoso de leer, y la programación de TV sólo recoge las públicas, y con el EPG del mando a distancia puedes ver todos los canales. Sí, lo uso para las cosas en las que aún es el mejor medio, que son pocas pero lo son, pese a lo que muchos "modernos" crean equivocadamente.

Finalmente, y también como curiosidad, recuerdo una serie que publiqué en el blog sobre errores en el Teletexto ya hace años, aquí os dejo los enlaces (A vueltas con el Teletexto 1, A vueltas con el Teletexto 2 y A vueltas con el Teletexto 3), que al menos para eso sí que es bastante curioso de leer. Recuerdo de estos días una noticia cuyo titular curioso era algo como "Verdasco pierde contra no sé quién y jugará contra Verdasco", en fin, fallos los tiene cualquiera.



En fin, rompiendo desde aquí una lanza por el Teletexto, que sí, fue superado ampliamente por internet, pero pese a que muchos jóvenes piensan, lo complementa perfectamente haciéndonos tener mucho más cerca en el tiempo ciertas informaciones, y para eso precisamente lo usamos los que aún no hemos cumplido 40, y por supuesto los que ya los pasaron más que de sobra. ¡Larga vida al Teletexto, el internet de los primeros años 90!

23 mayo, 2017

La nueva generación del tenis sin llegar, un año después

Hace justo ahora un año escribía uno de estos mensajes en mi botella, repasando la situación actual del tenis mundial, dominado por jugadores pasados la treintena cuyas carreras llevan años en la cúspide sin ser amenazadas por generaciones posteriores, situación que hasta ahora no había ocurrido en muchos años.

El caso es que la ATP ya lanzó hace tiempo la campaña NextGen, que anticipaba la llegada de una nueva generación ansiada, como ya lo fueron los "New Balls Please" a primeros de los 2000, cuando Hewitt, Safin, Roddick, Ferrero o Federer acabaron con los casi treintañeros Sampras, Kuerten, Ríos, Agassi o Kafelnikov; pero de momento no termina de cuajar como debiera.

Hace un año ya comentaba que el final tenía que estar muy cerca, pues se atisbaba un bajón en gente como Nadal, Federer, Ferrer o Berdych, los más veteranos, pero se puede decir que nada más lejos de la realidad, pues ahora mismo y tras un comienzo brutal de temporada Nadal y Federer son los 2 mejores en lo que va de año en la clasificación ATP, justo los mismos que hace más de 10 años... algo pasa y las generaciones siguientes no están pudiendo hacer frente a un cambio necesario. La clasificación mundial a día de hoy habla por sí sola: todos mayores de 30.



Este año traigo otro par de estadísticas demoledoras:

-Los 5 jugadores más jóvenes actualmente en el circuito que han ganado un Grand Slam son:

Rafa Nadal (30), Murray (30), Djokovic (30), Del Potro (28), Cilic (28). Ojo, hablamos de jóvenes, ése es el problema.  De hecho, sólo otros 2 hombres en activo los han ganado: Wawrinka (32) y Federer (35). Nadie que haya nacido después de 1988 ha ganado aún un Grand Slam, algo totalmente sin parangón en la historia.

De hecho, todos ellos ganaron muy jóvenes su primer torneo grande: Nadal (18), Murray (25), Djokovic (20), Del Potro (21), Cilic (26), Wawrinka (28) y Federer (22), todos serían los más jóvenes en activo hoy, con una media de poco más de 22 años, edad que ya han pasado la mayoría de mejores tenistas jóvenes de la actualidad sin llegar siquiera al Top Ten.

-Los 5 jugadores más jóvenes que han ganado un Masters 1000 son: Alexander Zverev (20), Cilic (28), Murray (30), Djokovic (30), Nadal (30)... ¿os suena?  Y eso que hablamos de 9 torneos en vez de 4, y que no se les da tanta importancia... De hecho, aquí sí ha ganado más gente como Tsonga, Berdych, Robredo, Ferrer o Tommy Haas, aparte por supuesto de Federer y Wawrinka que ya estaban en la otra lista, pero igualmente todos más mayores.

¿Qué está pasando en el tenis actual? ¿Es que toda la generación posterior al 88 es incapaz de ganar un solo torneo importante? Ojo, hablamos de enormes jugadores como Raonic, Nishikori, Isner, Goffin, Dimitrov, Dolgopolov, Sock, Tomic, Pairé... de todos ellos hablaba hace 1 año, y cada vez es más difícil que sean el relevo.

Hoy, tras la hazaña de Zverev ganando el Masters 1000 de Roma, algo que nadie nacido entre 1989 y 1996 ha hecho aún, se atisba el futuro, quién sabe si lo será este alemán que como muchos otros amenazó con ser el cambio, pero creo que hemos de decir lo mismo que entonces... Los 4 grandes estarán ahí mientras ellos quieran, salvo que alguien derribe la puerta (que añado este final ahora).

Sí, son los NextGen: Thiem, Pouille, Kyrgios, Zverev, Carreño, Coric, Rublev, Hyeong Chung, Escobedo, Khachanov... veremos. Muchos de ellos ya han asomado la patita, alguno disparando de verdad por fin como Zverev. ¿Será el pistoletazo de salida para todos?



De momento, los 4 grandes siguen ahí como hace casi 10 años, es verdad que los 4 son de los mejores de la historia, y que si sólo quitáramos a 2 de ellos de la lista, convertiríamos automáticamente a los otros dos en probablemente los mejores de siempre, pero muchachos NextGen... ¡tenéis que tirar la puerta abajo ya, si no, algún día veremos una final de Grand Slam entre cuarentones!