18 febrero, 2017

Todos tenemos algo que sólo nosotros sabemos

Decía el otro día un señor de esos que entienden de literatura, de filosofía, de artes plásticas, naturales, sociales, informática, recreo o educación física que todos tenemos algo que sólo nosotros sabemos, y que por eso la única manera de conservar ese conocimiento es expresándolo, ya sea de voz, ya sea escrito o incluso puede que telepáticamente, quién sabe...

Es algo que ya he comentado muchas veces en el blog, mi famoso "si tenéis algo que decir, que escribir, decidlo, escribidlo, porque si vosotros no lo hacéis, nadie lo hará, y se pierde...". Es otra forma de expresar que todos somos únicos, que no hay dos iguales, y que todos y cada uno de nosotros tenemos conocimientos que nadie más tiene, y por eso deberíamos expresarlos, todos y cada uno de nosotros, alfabetos y analfabetos, letrados e iletrados, todos deberíamos tener ese lugar reservado para hacerlo, nuestra propia palestra, nuestra tarima, nuestro estrado, donde decir lo que nadie puede decir, donde contar nuestra propia novela, donde gritar a los cuatro vientos: esto soy yo, esto es mío, y ahora os lo lego para el futuro...



Yo llevo ya demasiados años lanzando botellas al mar, y mientras tenga tiempo parece que no dejaré de hacerlo, e incluso cuando no lo tenga, cuando vengan los quintillizos, lo intentaré cuando pueda, cuando tenga un hueco, cuando cumplan los 28...  Otros no lo habéis hecho aún, pero hacedlo, ha de saberse, es conocimiento que se pierde sin duda en la nada, en la amalgama de las almas perdidas y olvidadas.

No, no hablo de rajar sobre la vecina del quinto ahora fallecida, que se beneficiaba al del butano semana tras semana, eso no tiene gracia alguna salvo que sea clave para entender nuestro presente, nuestro futuro, que lo dudo... pero sí quizá de sus motivaciones, para expresarlas, motivaciones propias de un individuo como ella, que un buen día supo ver que su marido también le ponía los cuernos con su secretaria, y ni corta ni perezosa se lanzó al adulterio vengativo.

No, no hablo de detalles nimios como esos, no hablo más que de la propia vida, de sentimientos, de inclinaciones, de explicar y entender cómo somos, humanos que vagamos perdidos en un mundo que no entendemos y que siempre volvemos a tener que explicarnos, porque los ancianos que sí que lo entienden y conocen van desapareciendo sin dejar rastro, sin dejar ese poso... Sí, las ciencias tienen otra suerte, porque ellas van almacenando todo en libros, y es fácil leerlos y recordar lo que tantos hicieron, incluso la burguesía francesa del siglo XIX o la inglesa, o los episodios nacionales españoles de hace más de un siglo tienen el recuerdo gracias a decenas, a cientos de novelas. Incluso el siglo XX tiene su Colmena, su Nada, teniendo así un recuerdo la gente que hizo de verdad la historia, pero... ¿quién almacenó el conocimiento de Paula la frutera de la esquina, que murió con 97 años sin hijos ni nietos vivos ya?, ¿quién ordenó los pensamientos de Desiderio el cabrero de la Sierra de Segura?, ¿quién plasmó en viejos papeles las letanías de la bisabuela de Carlos, el huraño burgués de 80 años que se consume en su propio recuerdo del tiempo que pasó?  Nadie... y se perdieron, porque ellos sabían algo que nadie más sabía, y no lo contaron, nadie les ayudó, y ya, todo eso es irrecuperable.

¿Vais a dejar vosotros que todo lo que nadie más sabe se pierda? ¿Vais a permitir que de vosotros no quede más que un hueco en las estadísticas?, ¿seréis otra alma olvidada?, ¿vais a ser capaces de pasar de puntillas por este mundo sin aportar nada?, ¿no se os ocurre alguna forma de salvar a las generaciones venideras de la ignorancia salvando para siempre lo que sólo vosotros podéis decir?

Pensadlo, y cuando lo tengáis claro, simplemente: decídnoslo, aquí estamos nosotros, todos los demás para aplaudiros...

14 febrero, 2017

Felíz San Valentín

Pues eso, hoy es el día de los enamorados, día en el que a diferencia de los otros 365 (o 364 en años no bisiestos) sí podéis expresar lo que sentís y decir a los cuatro vientos que vuestro corazón es ya propiedad de alguien, sea en usufructo, quizá sólo en alquiler o en renta vitalicia. Hoy es el momento de comprar empalagosos empalagos en el Corte Inglés, de volver a reverdecer viejos laureles, de recordar tantos momentos pasados, de miraros a los ojos brillantes como aquel día del primer beso y tener en cuenta que sois los más afortunados del mundo por tener esas bonitas reacciones químicas en vuestro organismos. Yo, como todos vosotros también lo soy, también las tengo, y sé que ememe también las tiene.

Así que seáis un trío, una pareja hetero, una pareja homo, una pareja bi, un cuarteto, quizá una bacanal, una persona y un animal, dos ancianos, dos niños, dos robots, dos seres inanimados, dos o tres ectoplasmas o incluso uno solo, a todos vosotros, enamorados y enamoradas de este universo llamado Universo: ¡Feliz Día de San Valentín, patrón de los enamorados!



Y para los que no tenéis esta inmensa suerte de estar enamorados, dure uno o cien años, para todos vosotros, no lo olvidéis, optimismo, luz, primavera para todos vosotros, esta es la primera vez que escribo sobre este maravilloso día de celebración en 11 años de blog, así que es una ocasión especial tanto para nosotros como para vosotros, y yo he estado en vuestro lado y en el mío, y sé que en ambos se puede pasar bien, así que: ¡Feliz día de la Amistad!

10 febrero, 2017

París bien vale un paseo maratoniano

París es una de esas ciudades que uno ha de visitar por lo menos una vez durante la vida. Bueno, el París de la actualidad, o por lo menos el París del siglo XX en adelante, cuando ya tenía conformado su estado actual, monumental, grandioso, evocador y romántico en todos los sentidos.

París es la Torre Eiffel, y sin ella casi no se entendería ya, megaconstrucción decimonónica que por entonces fue el edificio más alto del mundo, y que ahora palidece frente a la pujanza asiática. Torre Eiffel que sigue siendo un imponente y mastodóntico amasijo de hierros, que te impresiona al aparecer ya detrás de edificios altísimos, que te alucina al estar junto a sus patas y que te epata al mirar desde su cúpula el viejo y el nuevo París.



Dicen que París bien vale una misa, o lo dijo aquel, pero sin duda bien vale un largo paseo, una auténtica maratón por sus enormes avenidas jalonadas de bellos edificios, de palacios derrochadores de arte, de neoclásicas Asamblea Nacional o Madeleine (esa copia del Partenón que a este le hace palidecer), de plazas y puentes megalíticos, de iglesias sorprendentes o de columnas y torres que se erigen petulantes al cielo.



París del amor, París del Tour de Francia con sus Campos Elíseos, la Plaza de la Concordia y su Arco del Triunfo al fondo uno de otro, como diciendo atrévete a llegar en un rato que verás cómo te duelen los pies, caminando un camino que ya te hizo pasar por la Columna de Vendome, el Obelisco de Luxor o esa noria chauvinista... A lo lejos, Napoleón nos mira desde los Inválidos.
 




A mí París me quedó aquella vez como asignatura pendiente, y esta otra vez no quise desaprovecharlo y me lancé en solitario a la conquista de la capital, empapándome de cada columna y cada piedra, de cada monumento, palacio o estatua; rodeando el Louvre, tocando su cristalera piramidal, comiéndome sus crépes y gallétes, sus confits y sus créme broulée. Paseando a lo largo de la orilla del Sena junto a Ratatouille, cenando en el lugar más antiguo de Montmartre bajo el Sacre Coeur, oh, la lá...





A mi París no se me quedó a medias, con su Grand Chapelle y su majestuosa Notre Dame, con sus gárgolas y su jorobado incluidas, al lado de su descomunal ayuntamiento, el Hotel de Ville, gran manzana de esa orilla cercana a la Ille de la Cité... todo eso un día, y otro caminando nuevamente como locos hacia la Ópera Garnier mientras de lejos veíamos la torre de Montparnasse, Parnaso parisienne...




Mientras, metro arriba metro abajo, desde Nation a Reilly, desde Michel Bizot a Charles de Gaulle, pasando por Daumesnil o Vendome, líneas que en media hora te llevan a la velocidad del rayo a cualquier lugar.

París es así, con sus miserias y sus grandes virtudes, la ciudad turística más visitada, con el monumento de pago más visitado del mundo, cómo no iba a ir allí, a tratar con los franceses y luego a contárselo a los españoles, y a millones de turistas, cómo no.



Sí, las fotos nocturnas no son lo mismo, París bien vale una mañana soleada, pero no siempre uno tiene tiempo, no siempre es fácil llevar juntos el trabajo y el placer, pero una piernas doloridas y una casi invalidez temporal merecen la pena, por eso no lo dudo: París bien vale un paseo maratoniano.

04 febrero, 2017

Dejadnos ser niños, dejadnos jugar


Un pequeño ejército de soldaditos de plástico puede dar lugar a una guerra entera, puede ser un equipo de fútbol, una manifestación, un grupo de elfos en busca de anillo perdido o los viajeros del espacio de una nave construida con un Meccano.

Un camioncito a escala 1:1000 puede ser un transporte para esos mismos soldaditos, un coche de fórmula 1, un ciclista famoso o parte de la obra de un Exin Castillo...



La caja de una bicicleta puede ser un fuerte, una nave espacial, un disfraz, una canasta, un animal mitológico o incluso servir para guardar el Meccano, el Exin Castillo y todos los soldaditos y camioncitos.

Una caja puede ser también un trasto inservible y reciclable, un camioncito puede ser un aburrido objeto inanimado para niños pobres, y un pequeño ejército de soldaditos una réplica a escala de algo maligno que tampoco tiene pilas ni hace cosas solo, por lo que obviamente hemos de tirarlos a la basura o en cualquier caso arrinconarlos para siempre...



A la misma vez, un niño puede ser la más potente de las armas del Universo cuando juega con su imaginación, cuando fluye más allá de los usos y costumbres, cuando con su inocencia maltrata nuestra coherencia y las propias reglas de la física, la psicología y lo políticamente correcto, cuando se convierte en un espíritu libre que aprovecha los únicos años de su vida en los que se le va a permitir jugar, porque más adelante la vida no dejará lugar a ello.

Y por supuesto, un niño también puede ser un ser alienado por una pantalla de 7 pulgadas, que sólo se emboba y divierte cuando el cacharro emite sonidos y se mueve, cuando no tiene que hacer nada más que mirar y tocar con el dedo para esperar que la diversión la cree el aparato, programado milimétricamente para hacer sólo lo que sabe hacer, moverse, sonar y ser gráficamente casi perfecto... infinitamente menos posibilidades de las que le darían los soldaditos, camioncitos o el Meccano...


Eso que queda totalmente oculto bajo una caja de tablet o smartphone comprados en los Reyes de niños de 5 años es imaginación, y es un don que muchos estamos escamoteando a nuestros hijos, el don de ver el mundo de otra forma, no de la forma estructurada, clara y bien definida que a todos nos hace sencillas las cosas, no convirtiéndolos en autómatas que siguen reglas a rajatabla y que acuden a actividades extraescolares que supuestamente les harán unos Einstein o Mozart, no, el don de ver el mundo con sus propios ojos, el don de ver el mundo como nadie lo ve, el don de ver el mundo de miles de formas según el día y la hora.

Ya hay voces que lanzan al aire la idea de que la forma de jugar moderna está haciéndoles perder a los niños su infancia y las grandes posibilidades que esta les abre. Ojo, no seré yo el que diga que los videojuegos no son extremadamente divertidos, que lo son, pero también seré el que diga que el aburrimiento es el más maravilloso de los motores que tienen los niños, porque es capaz de encender nuestra imaginación, y cuando vuela es imparable.

Si en el momento en que nuestro niño se aburre 2 segundos, le damos la tablet para que se "trague" las series o toquetee una aplicación machaconamente repetitiva sobre recolectar platanitos, estamos robándole su infancia, no lo olvidemos.



No, no van a ser tontos de mayores, eso nunca ha pasado ni pasará, pero simplemente digo que les estamos robando algo, algo que todos los padres tuvimos y que ellos no podrán disfrutar. No, no digo que si en 1930 hubiesen existido la Play o las tablet no nos hubiéramos hartado todos de jugar a ellas de pequeños, porque es así, lo hubiéramos hecho, pero sí, nosotros que podemos discernir y sabemos lo maravilloso de tener esos momentos más allá de los dispositivos electrónicos, dejémosles consigo mismos, pensando, aburriéndose y dándole vueltas a cómo entretenerse... y si aún así no se les ocurre nada, no corramos por la electrónica, démosle una oportunidad a nuestros propios cerebros y pensemos también...

Lógicamente estoy a favor de que cuando son bebés se utilicen estos cacharros para que coman o se entretengan en viajes, etc... pues al final tienen algo que antes no había (antes había que entretenerlos de otra manera, y no estaban tan espabilados por tanta atención y estímulos, por lo que era más fácil que cualquier mínimo estímulo les ayudara a comer, cosa que ahora es difícil con tantos) y hay que saber aplicar la tecnología para nuestro beneficio, pero no la usemos siempre y en todos los casos, pensemos en ellos, dejémosles ser niños, dejémosles jugar...

28 enero, 2017

Nadal-Federer, la final más esperada

Siempre suelo hablar más de temas atemporales o que no corresponden a la actualidad de un día o semana concretos, sobre todo porque no suelo tener tiempo de escribir cuando se producen, pero en este caso tengo el hueco y me viene al pelo, ya que se trata de un acontecimiento deportivo único a nivel planetario, que lógicamente trasciende más allá de lo deportivo, porque aparta de la mística de la que ahora vamos a hablar, se enfrentan mañana dos de los 10 deportistas más famosos del mundo: Rafael Nadal y Roger Federer.



Poniéndonos en antecedentes encontramos a un lado a Roger, un reloj de precisión suizo, encumbrado ya hace años como el mejor jugador de la historia del tenis, record de victorias en Grand Slam con 17 nada menos, siempre con su tenis perfecto de manual, imbatible para muchos en su plenitud, y que sólo un joven español 5 años menos pudo contrarrestar, evitando seguramente que Federer acabara con una cifra de grandes torneos abusiva (seguramente bastante más de 20).

En el otro lado tenemos a Rafa, un jugador español todo coraje y garra, también de mucha calidad, pero basado mucho más en una cabeza privilegiada y en unas piernas que no siempre le han acompañado. Fue el único capaz de dominar al más grande, y poco a poco se le fue acercando en cifras, hasta llegar a los 14 Grand Slam. En su caso las lesiones le han evitado acercarse a una cifra mayor (quizá rozando los 20 en total), pero tambien para muchos es uno de los mejores de la historia.

Sin duda, Nadal y Federer han sido hasta ahora el tenis del siglo XXI, dominando completamente este deporte durante 11 años desde 2003, con el más abrumador de los controles que puede existir en un deporte como este. Como ejemplo tenemos que desde Roland Garros en 2003 hasta Roland Garros en 2014, Nadal o Federer ganaron 31 de 44 Grand Slam, y el único tenista capaz de ganar más de 2 en esa época fue Djokovic, que claramente podríamos añadir a este dúo para formar un gran trío más avasallador aún, que entre los tres ganó 44 de los últimos 55 Grand Slam... (12 Novak, 14 Rafa, 17 Roger y 1 más mañana para alguno de los dos).

Pues bien, se trataría simplemente de una final más entre Nadal y Federer si no fuera porque ya hace años que a ambos se les enterró, que sus carreras comenzaron a ir en declive tanto por las lesiones como por la pujanza de Murray, Wawrinka o Djokovic, y aunque muchos pensábamos que ambos seguían estando entre los 5 mejores, era cuestión de tiempo que la nueva generación de los 90 mejorara y los retirara definitivamente.



Si echamos un vistazo, las cuentas son claras: Federer ganó en 2010 el Abierto de Australia, y aunque ha llegado a 4 finales más de Grand Slam desde entonces, sólo ganó en 2012 Wimbledon, en el que claramente fue "su último gran torneo", como cuando Sampras ganó el Open USA en 2002 con su misma edad, por ejemplo. De 2012 ya han pasado 5 años, y con 35 todos los grandes de la historia (salvo Agassi) estaban ya bien retirados.  Nadal ganó su noveno Roland Garros, y último de sus grandes torneos en 2014, tras 10 años seguidos ganando uno, y desde entonces como mucho ha pisado los cuartos de final.  Él es más joven, y si ponemos de nuevo como ejemplo a Agassi, con 29 años había ganado 3 grandes y estaba casi retirado, y luego volvió para ganar otros 5 más, por lo que no sería extraño que Nadal volviese a lo grande. Quizá a Roger sí le quede como mucho 1 temporada más.

Ateniéndonos a los números históricos, si gana Roger Federer conseguiría su 18º Grand Slam, y volvería a ser favorito para los de este año. Claramente ya nadie dudaría de que es el mejor tenista de la historia, y conseguiría una gran hazaña ganando Australia a los 35 años. Si gana Rafa Nadal, superaría a Pete Sampras con el 15º Grand Slam, se acercaría muchísimo a Roger, y vislumbraría una segunda juventud que pudiera amenazar el récord del suizo, sueños que nadie sabe... pero se acercaría a ese anhelo de ser el mejor de la historia, aunque debía conseguir al menos 2 más para pillar al suizo.



Además, no falla: la mayor rivalidad en la historia del tenis vio su último gran enfrentamiento en la final de Roland Garros de 2011, señal de que sí, hoy ya era muy tarde para volver a ver algo así, una final Rafael Nadal - Roger Federer.

Podríamos poner ejemplos claros de esto, empezando por el tenis, es como cuando Navratilova llegó con 37 años a la final de Wimbledon (perdió ante Conchita), y siguiendo con la actualidad, me recuerda a cuando Maradona casi retirado fichó por el Sevilla (a mucho menos nivel, claro), o como si ahora Xavi y Casillas volvieran a la selección española. Quizá como cuando Cruyff fichó por el Feyenoord para volver a ser grande, como cuando Jordan volvió tras 2 años retirado, como si Bolt o Phelps volvieran a competir en los Juegos de 2020, como si Tiger Woods volviera por sus fueros, como cuando Michael Schumacher volvió a la Fórmula 1 con 41 años...

Son cosas que uno piensa cuando alguien se ha retirado y vuelve... que es una nueva oportunidad única de verlo. En este caso ni Rafa ni Roger se habían retirado, pero muchos pensaban que en 2018 ambos dejarían este deporte, cansados de ganar, de viajes, de luchar con las lesiones, de ver cómo las nuevas generaciones les arrollaban con ese natural devenir del deporte que va dejando paso siempre a la juventud. 

Pero no, señores, señoras, mañana, sorpredente y agradablemente, agradable sorpresa que nos trae el deporte de nuevo (quién nos iba a decir que una final así sería alguna vez un bombazo en las apuestas), Rafa Nadal y Roger Federer juegan la final del Abierto de Australia, la veremos...


Por Cierto: Como curiosidad, y totalmente a la altura de este gran partido, Serena Williams acaba de convertirse hace escasos minutos en la tenista de la historia con más torneos grandes (23 en total), superando el récord de Steffi Graf, uno de esos records imbatibles de la historia del deporte, que ahora aún lo es más.  Lo más grande es que ha ganado a su hermana Venus, que llegó a su primera final de Grand Slam hace 20 años, y que no pisaba estos grandes partidos desde 2009. Ambas, con 36 años la mayor y 35 la menor, aún y mientras no se retiren, las mejores tenistas del mundo, desde que comenzó el siglo. 




24 enero, 2017

Mis mejores entradas (y 34)

--Post preferido del 826 al 850 (23-May-16 a 05-Oct-16)--

Reflexiones sobre santos, inocentes en los que no creemos

-Este post iba sobre... los Goblins, unos seres que viven entre nosotros y que están acabando con nuestra propia especie humana. Los Goblins son toda la gente tóxica que habita en nuestro país y en los países de los demás, y que no dejan que la gente honrada viva su vida tranquila, que provocan todo el sufrimiento humano para su propio beneficio mientras degustan caras viandas y viajan en primera clase usando ropa que sólo ellos pueden pagarse. Los Goblins son la gente que se cree honrada pero no ve más allá de su nariz y sus intereses egoístas.

-La motivación para escribirlo fue... en este caso fue una de inspiraciones primaverales momentáneas, pero con ideas sobrevenidas por la crisis a nivel mundial, por los refugiados, por el sufrimiento humano. Alguien tiene que decirlo, y yo por mi parte ponía mi granito de arena. Hay que desenmascarar a los Goblins. Como curiosidad, decir que de fondo estaban los "Santos Inocentes" de Camus.


-Me he decidido por él, porque... entre todos los que había en este periodo, quizá es el más introspectivo y el más necesario, insisto: los Goblins están acabando con nuestro bienestar mientras ellos se ríen en su poza de porquería que creen justa.

18 enero, 2017

Postales de una boda (5) -Curiosidades, sabías qué

Y de esta manera igual que vino esta serie de "Postales de una Boda", hoy se nos va, con las curiosidades más curiosas sobre la boda y sus invitados, disfrute total para el que las busca, las analiza y las crea, y por supuesto para los que las ven y piensan cuán friki fue el que las escribió (todas verdades como puños, por supuesto).

Esta vez aprovechamos para comentar brevemente alguna de ellas, que no por curiosa o inverosímil no deja de ser real, y quizá conviene explicarla mejor.

Como nota final, las 2 últimas van dedicadas a esos invitados que tan importantes son, sin los que todo quedaría bastante más deslucido. ¡Nos vemos para las bodas de plata!




Hoy hace más de 3400 días. Las coordenadas geográficas nos dan como resultado un banco que está situado junto a la plaza de toros de la misma ciudad donde se celebró la boda.


Eso fue allá por 2008, junto a 2 de las invitadas de la boda precisamente.


Tras salir de la iglesia, en el camino al hotel el conductor pondría la canción que los novios quisieran. Ellos eligieron esta, que fue publicada en el álbum "Brothers in arms", grabado en la isla de Montserrat 30 años antes (casualidad que sea el nombre de la novia, cosa que no se ha sabido hasta hoy).








Un poco a ojo, pero no debía variar mucho...


Cifra habitual, y que os puede servir a los que algún día organicéis una boda. Una cosa es las personas que vas a invitar cuando lo piensas 1 año antes, y luego las que al final van ese día, por unas cosas u otras. 2 de cada 3 sí irán...








Y no los hay conocidos de más atrás aún, pero todo se andará. Ese es el más antiguo porque ese año comienzan los libros de bautismo, ni más ni menos.




Pues eso, nos vemos en las bodas de oro!!!

13 enero, 2017

Las mejores selecciones mundiales de la historia (hombres)

Como sabéis, hace ya un tiempo que estuve haciendo (también como prueba de SEO) listas de los mejores deportistas españoles en varios deportes individuales, como tenis, golf, motociclismo o ciclismo. También aproveché para hacer la lista de los mejores deportistas hombres y mujeres españoles de la historia. Y por supuesto tampoco dejé de lado los deportes colectivos, haciendo una lista masculina y otra femenina de las mejores selecciones españolas de la historia.

En fin, hoy ampliamos las miras y nos vamos ya a un nivel superior, a nivel del mundo mundial, probemos, quizá sea divertido. Como dije en las otras ocasiones, en el caso de los deportes individuales, quizá era más fácil, pues las cifras eran las que eran. En este caso al ser un deporte colectivo, mucho depende de los compañeros que cada uno ha tenido, pero aunque me lleve el corazón en algún caso, no creo que ningún equipo vaya desencaminado. Ahí van, las mejores selecciones mundiales de la historia, en los deportes que se me han ocurrido, claro, (de momento sólo hombres, pero no dudéis que habrá versión femenina):


FÚTBOL (convocatoria de 23 jugadores)

Once titular
Lev Yashine
Paolo Maldini
Franz Beckenbauer
Bobby Moore
Bobby Charlton
Xavi
Johan Cruyff
Diego Armando Maradona
Pelé
Leo Messi
Alfredo Di Stéfano


Suplentes
Iker Casillas
Roberto Carlos
Carles Puyol
Cafú
Eusebio
Zinedine Zidane
Michel Platini
Ladislao Kubala
Cristiano Ronaldo
Gerd Muller
Romario
Ferenc Puskas


Se quedarían fuera hombres como Zico, Djalma Santos, Ronaldinho o Marco Van Basten.


BALONCESTO (convocatoria de 12)

Titulares
Magic Johnson
Michael Jordan
Lebron James
Kareem Abdul-Jabbar
Wilt Chamberlain

Suplentes
Oscar Robertson
Kobe Bryant
Julius Erving
Larry Bird
Bill Russell
Tim Duncan
Shaquille O'Neal


Aquí siento dejar fuera a Kevin Durant, Hakeem Olajuwon, Dirk Nowitzki, John Stockton, Elgin Baylor, Arvydas Sabonis o Pau Gasol


BALONMANO (convocatoria de 14)

Titulares
Mats Olsson
Luc Abaló
Vesselin Vujovic
Magnus Wislander
Talant Dujshebaiev
Nikola Karabatic
Mirza Dzomba


Suplentes
Thierry Omeyer
Ivano Balic
Rafael Guijosa
Joachim Deckarm
Andrey Xepkin
Mikkel Hansen
Bogdan Wenta


Siento dejar fuera a Jackson Richardson, Mirko Basic, Mile Isakovic, Erhard Wunderlich, Juanín García, Andrei Lavrov, Mikhail Jakimovich, Daniel Narcisse, Tomas Svensson, Lorenzo Rico, Staffan Olsson, Staffan Lovgren, etc...

WATERPOLO (convocatoria de 12)

Titulares
Jesús Rollán
Tibor Benedek
Tamas Farago
Manel Estiarte
Dezso Gyarmati
Massimiliano Ferreti
Filip Filipovic

Suplentes
Evgeni Sharonov
Guillermo Molina
Tamas Kasas
Vladimir Vujasinovic
Aleksandar Sapic

Seguramente podía haber metido a gente como Aleksandar Sostar, Tony Azevedo, Dusan Mandic, Vladimir Vujasinovic, Aleksey Barkalov, Iván Pérez, De Magistris o Alessandro Calcaterra.


CICLISMO (convocatoria de 9 para un Mundial)

Contrarreloj (también irían a la prueba en ruta)
Miguel Induráin
Fabián Cancellara

Prueba en Ruta
Jacques Anquetil
Eddie Merckx
Bernard Hinault
Fausto Coppi
Alfredo Binda
Óscar Freire
Rick Van Looy

Aquí estoy suponiendo un típico mundial rompepiernas, pero si el mundial fuese muy montañoso seguramente metería a Gino Bartali, Alberto Contador, Federico Martín Bahamontes o Marco Pantani


FÚTBOL SALA (convocatoria de 14)

Titulares
Luis Amado
Kike
Falcao
Ricardinho
Paulo Roberto

Suplentes
Konstantin Eremenko
Ramón Carosini
Manoel Tobías
Schumacher 
Vander Carioca
Daniel
Javi Rodríguez
Lenisio
Jackson

Lógicamente aquí me puedo dejar muchos como Fininho, Lenisio, Julio, Marquinho, Pato, Vicentín, Wilde, Chico Lins...


TENIS (convocatoria de 5 para Copa Davis)

Individuales
Roger Federer
Bjorn Borg

Dobles
Roy Emerson
Rod Laver

Suplentes
Rafael Nadal

Aquí es imposible no dejarse gente, pero otros candidatos serían Jimmy Connors, Andre Agassi, Pancho Gonzalez, John McEnroe, Ivan Lendl o Novak Djokovic


TRIAL (convocatoria de 4 para el Trial de las Naciones)

Toni Bou
Doug Lampkin
Jordi Tarrés
Tommy Ahvala


AJEDREZ (convocatoria de 5 para Olimpiada)

Bobby Fischer
Gary Kasparov
Magnus Carlsen
Emmanuel Lasker
Wilhelm Steinitz

Obviamente podemos hacer un equipo B, donde estarían Alekhine, Karpov, Capablanca, Botvinnik y Anand


GOLF (convocatoria de 12 para una Ryder Cup o similar)

Jack Nicklaus
Ben Hogan
Arnold Palmer
Gary Player
Bobby Jones
Tiger Woods
Sam Snead
Gene Sarazen
Severiano Ballesteros
Walter Hagen
Nick Faldo
Tom Watson

Me dejo muchos como es lógico, gente como Byron Nelson, Phil Mickelson, Ernie Els, Rory McIlroy, Lee Westwood o Sergio García (estos dos últimos sobre todo por sus grandes actuaciones en Ryders).

08 enero, 2017

Papá Noel, los Reyes Magos, Ratón Pérez y Rita la Cantaora

El otro día comentaba al final de un artículo la noticia del despido de un director de conciertos para niños por haber comentado al final del mismo que "Santa Claus no existe" (cuando todo el mundo sabe que el que sí existe es Papanuel).

Eso nos lleva a una curiosa discusión sobre si es realmente ético engañar a la gente con historias que no son reales, pese a causar una gran ilusión, a hacerles vivir en un mundo de esperanza o alegrarles una época concreta como la Navidad... Ahí entrarían muchísimos seres vivos, imaginarios o históricos, reales o que la gente cree que lo son, o irreales o que la gente no cree en ellos. Así encontramos a Jesús, a Papa Noel, el Olentzero, el Cid Campeador, las Caras de Belmez, Rita la Cantaora, el Ratoncito Pérez, Yahvé, Alá, Buda, Vishnú, el Abominable Hombre de las Nieves, el Triceratops, los Padres, Curro Jiménez, los billetes de 500 euros o los mismísimos Reyes Magos de Oriente, que como todos sabemos recorrieron toda Europa desde Holanda para regalar juguetes a todos los niños de España y colonias y ropa a los mayores de 15, en general a gusto de todos según la carta escrita.



Entonces, ¿es lógico que una persona atea regale cosas a sus niños haciéndose pasar por los Reyes Magos, mintiéndoles claramente, cuando a la misma vez va diciendo por ahí que Dios no existe y que los que creen en él son papanatas?  Pues no, lo que esa persona debería hacer es seguir siendo racional y posmoderno y decir la verdad a sus niños desde la cuna, faltaría más.

Entonces, ¿es lógico que alguien que cree en los Reyes Magos también crea en las Caras de Belmez, Vishnú o el Ratoncito Pérez? Pues sí, lógico y normal.

¿Y bien? Pues bueno, ya está, sólo quería poner las cartas sobre la mesa. Yo creo que la ilusión existe, y mientras haya ilusión y haya esperanza, el Ratoncito Pérez no morirá, como tampoco lo harán los Reyes Magos y Papa Noel (bueno, los Reyes Magos sí tienen los días contados ante la ola de anti-catolicismo imperante al menos en España, que está desvirtuando el laicismo en sí mismo, y que amenaza con crear un imperio de lo políticamente correcto, y de la tontería buenista, cómo no, heredada de cierta corriente socialo-feminista que comenzó hace no mucho por aquí.

Total, que si los niños quieren creer, pues que crean, ¿para quién si no está hecha la Navidad actual? Ellos son los protagonistas, y de hecho, pensémoslo así, si no existieran los Reyes ni Papá Noel, ellos seguirían recibiendo regalos en estas u otras fechas, ¿para qué inventar nada?... Pues sí, pero quién se puede resistir a ese hombretón bonachón que dice jou jou jou, a los 3 jinetes orientales que viajan en camellos, a ese ratoncito de la familia de los Pérez, o incluso al Yeti... si no existieran, habría que inventarlos, ¡claro que sí!

04 enero, 2017

Típico balance del año acabado (Año 11)

Cómo no, el pesado de turno a hacer balance por onceavo año de lo mismo, de 365 días, iguales, calcados entre sí. ¡Para empezar, pues no, que fueron 366, por listo, que eres mu y listo!

Realmente los que somos antisistema y nos creemos muy originales, solemos hacer tonterías para distinguirnos del resto y creernos únicos y superinteligentes. En mi caso el hacerme un blog no respondió más que a una moda, aunque el mantenerlo durante más de 10 años sí me convierte en un bicho raro y original (reto al que quiera a encontrar un blog que lleve más de 10 años publicando al menos una entrada semanal, bueno, ya hablé de mis estadísticas hace un tiempo, y vamos, ni Messi, ni Ronaldo, ni el Unamuno ese...).

Total, que creo que volver a publicar este balance ya sí me convierte en demasiado poco original, así que esta vez no, no analizaré el 2016, año par donde los haya y que al sumar todos sus dígitos da 9, número que no es primo, aunque sí un cuadrado de otro número primo, que eso ya le da caché, como 9 son los Oscars que se llevó alguna película bien hecha.

En fin, aprovecho que no estoy haciendo ningún balance, para escribir varias líneas sin sentido, y desearos a todos mucha paz, en un mundo que camina inexorable hacia la cuarta guerra mundial, aún sin llegar a la tercera, mientras nuestra completa destrucción es ya un evento con probabilidad P=1 cuyo límite tiende a cero en cuanto a que el tiempo que nos queda cada vez es menor, infinitesimal, ¡huyamos todos de nosotros mismos, de nuestra especie ávida de sangre, de nuestro propio planeta agreste que arde desde su núcleo en deseos de destrozarlo todo antes de que los rayos y agujeros cósmicos lo destruyan a él!

Así, poco a poco nos dirigimos hacia la tercera década de este siglo, mientras vamos matando poco a poco a todos los actores famosos anteriores a la década de los 60, a todos los músicos de los 70 y 80, a los fútbolistas de los 60 y 70, a los saltadores de salto base de los 2010 y 2020, e incluso a los centenarios de los años 10 y 20, así es la vida, y mientras nosotros vamos poco a poco acercándonos también a la cuarentena, cincuentena o a la veintena y ¿"noventena"?

Bueno, voy acabando, no sin olvidar que ya puedo hacer mías las frases de Lorca o Unamuno (vaya, ya he citado más de una vez a una muno, y ya son tres), pues han pasado más de 80 años de sus muertes, caducando así sus derechos de autor. Quizá reedite alguno de sus libros para forrarme, o quizá me los relea, los que por entonces me leí, nivolas y poemas a Nueva York, quién sabe.

Y así fue 2016, así os lo conté, personalmente fue un año sin más, con 12 meses, y un día más de la cuenta, que ya lo dije antes, el resto me lo guardaré para mí, esperando que 2017 nos depare a todos grandes aventuras.



¡A todos os deseo un estupendo año primo 2017!